Saltar al contenido

Aumentan los linchamientos por “desesperación” de los venezolanos

Venezuela es el segundo país con la tasa de homicidios más alta del mundo, lugar que se ha ganado gracias al aumento del índice delictivo y al nuevo método de justicia usado por los venezolanos, el linchamiento, esté es empleado por los ciudadanos como resultado a la desesperación por la falta de acciones por parte de los entes de seguridad nacional contra la delincuencia.

Linchamientos en Venezuela incrementados

No puedes dejar de ver: Linchamiento: la forma en la que los venezolanos toman la justicia en sus manos

El linchamiento en Venezuela ha aumentado de una manera impresionante por el desespero de las personas y porque ha aumentado mucho más también la acción delictiva, porque hay más delincuentes“, dijo a Efe el director de OVV (Observatorio Venezolano de Violencia), el sociólogo Roberto Briceño León, luego de haberse reportado en las últimas semanas, linchamientos casi a diario, de presuntos delincuentes por comunidades enardecidas.

Aunque no existen estadísticas oficiales, gracias a las redes sociales se pueden observar muchos linchamientos semanalmente, ya que, estos en muchos casos son subidos a la red por medio de fotos o videos, que muestran sin censura el momento en que ocurren dichos linchamientos.

También te puede interesar: Venezuela le teme a la oscuridad

La Policía tiene tiempo que no se da abasto pero la respuesta de la población está cada vez más irritada, tiene cada vez menos paciencia frente a eso y menos confianza en que la Policía va a hacer algo“, agregó Briceño León. Para el sociólogo el sistema judicial tampoco ofrece respuestas de los robos, homicidios o secuestros, que ocurren diariamente, lo que incrementa el número de linchamientos a nivel nacional.

Otro factor que aumenta los linchamientos, es el temor que tienen los civiles de cooperar con la policía para la resolución de los delitos, “sienten que la Policía no va a hacer nada, o sienten que la Policía está involucrada“, explicó Briceño León, afirmando que las personas sienten que al cooperar con la policía no obtendrán resultados o saldrán perjudicados al delatar a los agresores.