Saltar al contenido

La promesa de los bancos públicos: “tarjetas para quienes viajen pronto”

Como parte de las soluciones que está ofreciendo la banca pública a los ciudadanos que ante lo anunciado en la providencia 011, se han quedado con los boletos aéreos en mano, las entidades bancarias autorizadas han anunciado que para esas personas habrá facilidad en el trámite de las tarjetas de créditos. En caso del Banco del Tesoro se están recibiendo las peticiones de tarjetas sin la necesidad de poseer cuenta, pero en caso de tener urgencia además de los requisitos tendrá que anexar el pasaje.

BAnco del Tesoro

Tras la publicación de la Providencia 11 del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), que reserva a la banca pública los trámites de divisas para viajes al exterior, las entidades del Estado permanecen repletas de personas en busca de tarjetas de crédito, instrumento indispensable para obtener dólares para el pago de consumos fuera del país.

También te puede interesar: Banco de Venezuela ofrece tarjetas de crédito vía correo electrónico

Las instituciones financieras Venezuela y Tesoro, que junto a Bicentenario e Industrial son las únicas que quedaron autorizados para gestionar los llamados “cupos”, prometen celeridad en la entrega de plásticos a los usuarios que poseen boletos para el extranjero con fechas próximas.

Desde esta semana el Banco del Tesoro recibe peticiones de tarjetas de crédito, aunque los solicitantes no posean cuentas de ahorro o corriente en la institución, y entre los requisitos pide anexar copia del pasaje al exterior a quienes tengan programado salir del territorio pronto, con la promesa de atender el caso con mayor celeridad.

“Entregué todos los recaudos que me exigieron junto con una copia de mi boleto, porque viajo en junio. Mis documentos fueron firmados por una subgerente, quien me informó que debía esperar a que me llamaran”, contó Elena Martínez, economista, quien agregó que de no recibir el plástico, tendrá que suspender su visita a Estados Unidos. “Solo tengo tarjetas de bancos privados, que eran las que utilizaba anteriormente”.

Por correo

En el caso del Venezuela, la propia entidad bancaria envía correos electrónicos a las personas que habían procesado solicitudes de divisas en el sistema del Cencoex antes de la publicación de la nueva providencia y que quedaron a la deriva tras la implementación de los cambios.

“Me llegó un mensaje del Venezuela en el que me informan que tengo a mi disposición una cuenta digital, asociada a una tarjeta de crédito de 40 mil bolívares y que pronto estarán contactándome”, indicó Miguel Arias, abogado, quien viaja a finales de mayo a Curazao.

“Ya fui al banco y me indicaron que el correo les llega a todos los usuarios que llenaron la planilla en la página del Cencoex antes del 10 de abril y que tengo que a esperar que me contacten para indicarme los requisitos que debo presentar y la agencia a la que tengo que acudir”, agregó el padre de familia.

José Grasso Vecchio, director de la Asociación Bancaria de Venezuela (Asobanca) y la firma Softline Consultores, estima que cerca de cinco millones de clientes tendrán que emigrar de la banca privada a la pública para poder acceder a las divisas para viajes y operaciones electrónicas.

Información cortesía de La Verdad