Saltar al contenido

¿Es más peligroso volar en una compañía «low cost»?

Luego del accidente del avión perteneciente a la compañía alemana Germanwings, este martes en Los Alpes franceses, que realizaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf ha crecido la incertidumbre y se han generado interrogantes respecto a si es seguro volar en aerolíneas de bajo presupuesto o no.

Germanwings

Tal vez te interese: Accidente aéreo en Los Alpes franceses deja 150 muertos

El avión de Germanwings accidentado en Los Alpes es un varapalo para el negocio aeronáutico con mayor crecimiento de la última década. Los principales grupos de bajo coste centran sus ahorros en los costes salariales, aeroportuarios y de combustible pero no en mantenimiento.

¿Es seguro volar en una low cost?

Desde el punto de vista técnico, las aerolíneas de bajo coste están sujetas a las mismas normas de seguridad que el resto y si no cumplen con la normativa no tienen permiso para volar. Las licencias para operar así las otorgan las autoridades de aviación civil del país al que pertenece la aerolínea y los estándares de seguridad son los mismos para Lufthansa que para Germanwings. En España, sucede lo mismo para Iberia que para su filial de bajo coste, Iberia Express o para Vueling.

¿Es más elevada su siniestralidad?

No. De hecho, la tragedia del 4U-9525 de Germanwings es la primera en Europa para una actividad que hasta hoy podía llevar a gala la ausencia de accidentes. Hay que tener en cuenta que el bajo coste es un negocio de apenas 15 años frente a la veteranía de las antiguas compañías de bandera fundadas en los años 20 y 30 del siglo pasado. Ryanair, la mayor aerolínea del sector, presume de hecho de no haber sufrido nunca un accidente y, desde este punto de vista, podría decirse que en general las compañías de bajo coste se encuentran entre las aerolíneas más seguras, según muestra el ranking internacional de seguridad aérea, que elabora de forma periódica JACDEC (Oficina Alemana para la Investigación de Accidentes Aéreos).

¿Cómo ahorran costes?

Las aerolíneas low cost recortan costes fundamentalmente en su operación. Despegues y aterrizajes se realizan en el mínimo tiempo posible porque el avión gana dinero volando. Los mayores costes en este sentido son los de personal y combustible. La tripulación del 4U-9525 de Germanwings estaba compuesta por seis personas de las que dos de ellas eran los pilotos, la misma que en cualquier vuelo de corto o medio radio. El combustible es el otro gran coste que recortan las low cost, ya que cargar kilos extra de fuel provoca mayores consumos. Los recortes excesivos en este capítulo provocaron distintos incidentes de Ryanair en 2012 y la apertura de una investigación por parte del Ministerio de Fomento, Finalmente, Ryanair cambió su política de combustible.

¿Cómo de utilizadas son las aerolíneas de bajo coste?

Los pasajeros y turistas se han acostumbrado ya a que sus desplazamientos por Europa o en vuelos de medio radio sean ya a precios muy baratos. España es, de hecho, uno de los países europeos con mayor actividad de estas compañías y la cifra sigue creciendo porque las aerolíneas tradicionales a duras penas pueden competir con el esquema de bajo coste. Las low cost son una de las claves del actual boom turístico. El pasado año los aeropuertos españoles recibieron 68,1 millones de pasajeros internacionales, un 5,7% más. Pero mientras las compañías tradicionales trajeron un 1,8% más de turistas, las de bajo coste crecieron un 10,3%. Con todo, el tráfico está repartido casi a partes iguales entre las aerolíneas tradicionales (52%) y de bajo coste (48%).

También puedes leer: Primeras imágenes del accidente aéreo en los Alpes Franceses

Fuente: El Mundo

Entradas relacionadas

Comenta en Notilogía!