Saltar al contenido

Tribunal Declaró a Leopoldo como “Contumaz”

Esta declaración fue realizada por un juzgado de primera instancia de circuito judicial penal del área metropolitana de caracas, en donde al ciudadano Leopoldo López se le declara de contumaz por negarse a asistir al juicio que se le tiene pautado por los presuntos delitos que se le han adjudicado tras los hechos ocurridos el pasado 12 de febrero del 2014.

Leopoldo López

Un Juzgado de Primera Instancia del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas declaró contumaz al ciudadano Leopoldo López, por sus incomparecencias al juicio que se le sigue por la presunta comisión de varios delitos cometidos durante los hechos irregulares ocurridos en Caracas el 12 de febrero de 2014.

También te puede interesar: “La Salida es Impostergable” Comunicado de Leopoldo, María Corina y Ledezma

El Tribunal señaló el 18 de noviembre de 2014 que Leopoldo López manifestó su voluntad de suspender su comparecencia al juicio, hasta que una Corte Penal de Apelaciones decidiera los recursos pendientes, a pesar de que el ordenamiento jurídico no le otorga tal facultad al acusado, ni tampoco dispone la suspensión del proceso a voluntad de las partes.

La negativa a asistir al debate implica la renuncia manifiesta al derecho a ser oído en el proceso, caso en el que el derecho a la defensa igualmente le será garantizado a lo largo del juicio, a través de sus representantes judiciales o los que le designe el tribunal en caso de no contar con defensores privados, todo ello garantía plena del derecho al debido proceso y al resto de los derechos humanos que le corresponden como procesado.

El Poder Judicial, a través del Juzgado de Juicio de Caracas, declaró contumaz al ciudadano Christian René Holdack Hernández, imputado en la misma causa judicial.

En consecuencia, el juicio para ambos seguirá su curso sin su presencia en el tribunal, con respecto a lo dispuesto en el artículo 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y en garantía plena del derecho a la justicia que no sólo es inherente a los procesados.