Saltar al contenido

Opina EL Nuevo Herald: Venezuela, País de Alto Riesgo

El Nuevo Herald opina sobre la situación de Venezuela, tanto en el ámbito económico como en el ámbito social, catalogándola de ser un país de alto riesgo. Entre los aspectos que involucra el análisis se encuentra el precio del barril de petróleo, el cual experimentó una baja que lo posiciona como en hace seis años, además de la gira desesperada de Maduro (ya en Rusia) pidiendo recurso para financiar la costosa revolución socialista.

EN NUESTRA OPINIÓN: Venezuela, país de alto riesgo

También te puede interesar: El Nuevo Herald Advierte sobre Posible Golpe de Estado en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirma que sus enemigos intentan derrocarlo mediante un “golpe económico”, que consiste en sabotear la economía nacional.

Esto lo dijo en Argelia, país que visitó en el marco de una gira internacional que lo ha llevado a China y a naciones integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Maduro ha recorrido medio mundo con la mano extendida, pidiendo dinero para financiar la costosa revolución bolivariana que heredó de Hugo Chávez.

Pero sus esfuerzos han sido inútiles. China habló de planes futuros, pero no ofreció nada concreto para la urgencia del presente. Y la OPEP ha prestado oídos sordos a los ruegos de Maduro de subir los precios del petróleo, prácticamente el único sostén de su desastroso desempeño económico. Entre paréntesis, Maduro quiere aguarnos la fiesta a los que estamos llenando el tanque de nuestros autos a un bajo precio que en Estados Unidos no se veía desde hacía más de una década. No se lo podemos permitir. La OPEP debe mantenerse firme.

También te puede interesar: Como era de Esperarse OPEP le da la Espalda a Maduro

Por si Maduro no tuviera suficientes problemas, la agencia Moody’s rebajó el martes la calificación de la deuda soberana de Venezuela a Caa3, colocando a Venezuela entre los países emisores de “muy alto riesgo”. La mala nota se debe sobre todo a la caída de los precios del petróleo.

Lo cierto es que el mandatario se ha ido a darle la vuelta al mundo mientras en Venezuela la crisis del desabastecimiento amenaza con provocar nuevas protestas populares, y el líder Leopoldo López y muchos otros opositores pacíficos siguen en la cárcel por la tozudez de un régimen que les niega derechos elementales.

La crisis venezolana no la ha causado nadie más que el propio gobierno de Maduro, con sus políticas absurdas que estrangulan la iniciativa empresarial y el funcionamiento de los proveedores de productos de consumo básicos. Venezuela sufre una crisis nacional, agravada por la creación de un ambiente represivo en el que la libre expresión está bajo asedio y la protesta pacífica puede ser una excusa para enviar a los opositores a la mazmorra.

Maduro debe reconocer que su proyecto económico es un fracaso y que su línea política es errada. El alto nivel de impopularidad que indican las encuestas no es un capricho de las masas, sino la consecuencia de una penosa realidad.

También te puede interesar: Capriles: Es el Momento de Salir a las Calles