Saltar al contenido

¿Es Constitucional ir Detenido por Grabar una Cola o por Protestar en ella?

Las colas por la adquisición de bienes de primera necesidad en todo el país es un tema que sin duda se realzó en enero de este año ante el fenómeno de escasez y desabastecimiento que sacude a Venezuela. Un hecho curioso en estas colas es que la policía de los distintos municipios en conjunto a la Guardia Nacional Bolivariana, las resguardan celosamente, llevándose detenidos a quienes graben la fila de personas que esperar por comprar o quienes protesten de una u otra manera, con pancartas por ejemplo.

¿Es Constitucional ser detenido por tomar fotos o protestar en una cola?

También te puede interesar: Liberado “El Señor de los Papagayos” Descubre Por Qué el Régimen de Maduro lo Odia Tanto

Lo que todo venezolano debe saber son tres cosas sobre este tema, las cuales niegan la posibilidad constitucional de ser detenido por grabar una cola o protestar de manera pacífica en ella. José Ignacio Hernández, abogado y profesor de derecho en la UCV, en vista de que el lunes fueran presentados al tribunal los detenidos en las colas por grabar o por manifestar públicamente su opinión en modo de protesta, explicó porqué no pudo haberse llevado cabo dicha detención.

Una Detención se Realiza por Orden Judicial o Flagrancia

Hernández señala, en primer lugar, que las condiciones básicas de toda detención son que debe ser realizada, como regla, por orden judicial, salvo casos de flagrancia (artículo 44, numeral primero). Por ello, la Guardia Nacional —o cualquier otro funcionario— no pueden practicar detenciones salvo que cuente con una previa decisión judicial o se trate de un caso de flagrancia, como lo exige La Constitución.

También te puede interesar: Leopoldo López se Niega a Dejar Venezuela a Cambio de su Libertad

Grabar o Protestar Pacíficamente No es un Delito

Resalta que la grabación de las colas, en vídeo o imagen y la protesta pacífica en espacios donde ésta se desenvuelva no es delito. “En ninguno de esos casos procede la detención, sencillamente, pues protestar pacíficamente o tomar fotos en vías públicas no es —ni puede ser— delito. Todo lo contrario, son actividades relacionadas con la libertad de expresión, esencial a toda democracia.

“Se trata de una legítima expresión de la libertad de expresión que al versar sobre hechos noticiosos, además, se relaciona con la libertad de información”, Insiste Hernández.

La Detención Arbitraria es una Violación a los Derechos Humanos

Por último explica que la detención arbitraria, como se llevó a cabo al aprender a las personas que estaban grabando o tomando fotos así como las que protestaban pacíficamente, incurre en una violación a los derechos humanos y es un hecho más grave aún ya que es una contrariedad a las garantías mínimas del ciudadano. “El simple riesgo de ser detenido por registrar gráficamente colas o protestas es una indebida coacción a la libertad de expresión y a la libertad de información”.

También te puede interesar: Escasez de Productos en Venezuela, un Tema Mundial