Centro Venezolano de Clasificación de Enfermedades desaparece y deja sin estadísticas a la OMS

Publicado el 9 agosto, 2018
Publicidad:

El Centro Venezolano de Clasificación de Enfermedades fue eliminado por el gobierno, era colaborador de la Organización Mundial de la Salud, que entre sus funciones, estaba la vigilancia de la calidad, tanto en las líneas de producción de datos e información sobre la morbilidad, mortalidad. Creado en 1955 y dirigido por el médico Darío Curiel, consistía en procurar estadísticas de mortalidad completas, exactas y comparables en el ámbito latinoamericano.

Centro Venezolano de Clasificación de Enfermedades desaparece y deja sin estadísticas a la OMS

También te puede interesar: EEUU dona $9 millones a Colombia para ayudar a inmigrantes venezolanos

El Centro Venezolano de Clasificación de Enfermedades, adscrito a la División de Epidemiología y Estadística Vital del Ministerio de Salud, fue eliminado por el gobierno. Esto ocurre luego de haber sido desmantelado e interrumpida su actividad como espacio colaborador de la Organización Mundial de la SaludOrganización Panamericana de la Salud, en junio de 2018, después de 63 años de trabajo ininterrumpido.

“En la desenfrenada carrera de destrucción institucional que ha acometido el régimen despótico de Chávez y Maduro durante los últimos 20 años, y sin medir las graves consecuencias para la nación, se produce un nuevo daño en el corazón mismo de la institución, donde se evalúa la calidad de la información en salud y se procesan los datos para las políticas públicas. La conducción acertada y eficiente de un sistema tan complejo es imposible sin la fidelidad de los números y la certeza informativa basada en la evidencia”, declaró la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, al denunciar el hecho a través de un boletín.

La asociación indicó que en fecha anterior fueron desestructurados los grupos de trabajo integrados por expertos en salud pública de amplia trayectoria, en áreas como epidemiología, malariología, administración de hospitales y contraloría sanitaria, y también se debilitaron programas nacionales fundamentales como el de cuidados materno infantiles, y el de control de vectores y endemias. “Las direcciones regionales de Salud, cada vez más dependientes del nivel central, y las de Epidemiología de los estados, corrieron la misma suerte: fueron puestas bajo la conducción y la responsabilidad de funcionarios inexpertos y sin la formación requerida para esta gestión, la gran mayoría de ellos formados en Cuba y pertenecientes al Batallón 51, cuyos únicos atributos reconocidos en el ejercicio de las funciones que les asignan, son la lealtad política y la sumisión ideológica al régimen, pero no a la institución, a su misión o a sus valores, y que obedecen todavía a las órdenes de la indiciada ex ministro, coronel (Eugenia) Sader”, indicó.

El centro tenía entre sus funciones la vigilancia de la calidad, tanto en las líneas de producción de datos e información sobre la morbilidad, mortalidad, discapacidad, gestión, certificación médica de la defunción, así como en las cifras que de ella se derivan. “Todo esto para contribuir a optimizar el conocimiento estadístico y epidemiológico de la situación del sector, y como consecuencia, hacer un aporte a la calidad de vida y salud de la población”.

El objetivo original del centro creado en 1955 y dirigido por el médico Darío Curiel, fallecido en 1983, consistía en procurar estadísticas de mortalidad completas, exactas y comparables en el ámbito latinoamericano.

Fuente: El Nacional