Las Verdades de Miguel 664- 26 de Marzo de 2018

Publicado el 28 marzo, 2018
Publicidad:

Miguel Salazar comenzó el año con Las Verdades de Miguel, mas picante que nunca, y es que en esta oportunidad el reconocido escritor expresa que uno de los errores mas dosificante que tuvo el exmandatario presidencial, Hugo Chávez, fue haber centralizado el liderazgo del proceso político bolivariano. Sin duda, esto ha traído secuelas en cuanto a política hablamos, el país decae sin previo aviso y nadie alza la voz para tomar medidas ante la terrible situación que se vive actualmente. Con todos los números echados, se darán elecciones generales en los próximos meses en el territorio nacional, y al parecer el Gobierno es quien se ve como favorito para permanecer en el trono.

Las verdades de Miguel

También te puede interesar: Runrunes de Nelson Bocaranda

Mi comentario de la semana

A Fernando Ochoa Antich, exministro de la Defensa. Distinguido general, me ha llamado la atención su carta pública dirigida a la más alta autoridad militar, solicitándole que se pronuncie acerca de la crisis nacional e incitándola a rebelarse contra el mandato civil. Haciendo memoria, en una entrevista que le hice al comandante Jesús Urdaneta, en 1993, desde la cárcel del San Carlos para El Nacional, me aseguró que usted estuvo enredado en esa conspiración; razón que me lleva a deducir que usted no es ajeno a conjurarse contra un Gobierno. Lo que no esperaba yo es que usted hoy invoque no sólo la intervención de la fuerza armada en procura del derrocamiento del presidente Maduro sino que, además, demande una intervención militar foránea; en ese sentido ha llegado al extremo de hacerle pucheros al secretario general de la OEA emplazándolo a aplicar la Carta Democrática Interamericana para avalar la agresión extranjera. ¿Sabía usted, general Ochoa, que su reivindicada intervención militar multilateral, no es otra cosa que una declaración de guerra en contra de Venezuela? Como buen intérprete que es de las querencias imperiales, me imagino que siendo ministro durante el gobierno de CAP II, se cuidó de no encolerizar a sus jefes del Comando Sur de los Estados Unidos. Usted celebra la reciente designación de Mike Pompeo (exjefe de la CIA) como secretario de Estado de los EEUU, porque conoce el significado que tiene. Mi dilecto general, me entristece que deshonrando su condición de venezolano, espere, ansía y suspire porque la potencia estadounidense haga caer sus bombas sobre nuestro país. Usted añora la restauración de un sistema que hizo de usted y sus compañeros de armas recaderos de alcoba de los mandatarios de turno. Por lo tanto, no debería sorprender que su dilatada experiencia de ordenanza del poder lo lleve a pedirle al actual ministro de la Defensa que presione al Gobierno para complacer a las trasnacionales de la guerra. Ahora bien: ¿Si usted está comprometido con un golpe militar que le ahorre la parte sucia a la potencia extranjera, por qué tanto le preocupan los rumores sobre el descontento en la fuerza armada? Usted habla de las desconsideraciones para con el grado militar, obviando que el soldado venezolano es un patriota como el que más, sobre cuyos hombros recae orgullosamente nuestra firme vocación independentista. Pues sí, amigo mío, cuando usted pide una intervención extranjera está irrespetando la dignidad de los militares venezolanos. En honor a la verdad, teniendo en cuenta su proceder de hombre vacilante no tiene por qué extrañarme que sea un arlequín de los países poderosos. Usted, sin un ápice de sonrojo le pide al actual ministro de la Defensa que ejerza una “presión respetuosa”, destinada a que el jefe del Estado se haga eco de la solicitud imperial. Usted afirma que la historia responsabilizará al destinatario de su carta pública “por comprometer gravemente la soberanía nacional y exponer a la fuerza armada a la vergüenza de un inmenso fracaso”. Pregunto si no es usted, con su reclamo traicionero, quien compromete nuestra condición de país independiente. Le confieso general que en principio quise reprocharle cuando, en su proclama revoltosa, obvia la identificación bolivariana de nuestra fuerza armada; sin embargo comprendí que la fuerza armada a la que usted se refiere no es la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, esa no existe para su ilustrísima señoría. Sepa usted mi apreciado general que una cosa es hundir la cara en una almohada y la otra empuñar un sable. Está claro que usted ha decidido optar por la primera. Por último, como desagravio a la FANB que usted desconoce, estoy seguro que en caso de una agresión sus soldados no dudarán en tomar la senda que llevó a nuestros ancestros libertadores a no diferenciar entre Carabobo y Ayacucho.

ÚLTIMA HORA. ¿Sabía usted qué representa la firma Gold Reserve y sus ramificaciones con poderosas transnacionales en el mercado mundial? Gold Reserve es la misma que acaba de certificar una mina venezolana como la 4ta más grande del mundo.

URGENTE. Hace unos días, tras despegar desde el aeropuerto Caracas, el piloto de un avión que iba a Maturín reportó una avería que lo obligó a aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Barcelona. Entre los pasajeros se encontraba Pedro Carreño, quien viajaba a la capital monaguense para concurrir al programa de Diosdado Cabello Con el mazo dando. Al percatarse del incidente, el tripulante notificó a la torre de control que repentinamente uno de los motores de la nave se había apagado. ¿Accidental?

ANIVERSARIO. El 26 de marzo de 1812 ocurrió el terremoto de Caracas y 182 años después nació el semanario Las Verdades de Miguel para hacer historia en el periodismo venezolano. En el transcurso de 14 años hemos superado los más diversos escollos para que, cada viernes, nuestra inmensa legión de lectores pueda acudir a comprarlo en cualquier quiosco a lo largo y ancho de la geografía nacional. No voy a recordar infortunios porque sería darle vida a quienes nos adversaron y terminaron olvidados a la vuelta del camino. Nos daban tres ediciones de vida y llevamos 664. En lo particular, he escrito en mi página unos 6 millones 400 mil caracteres que resumen los 14 años de este periodo histórico. Sin pecar de presumido, si alguien quiere conocer o rememorar esta etapa de nuestra historia nacional, en Las verdades de Miguel tendrá a la mano el mejor elemento para lograrlo. Modestia aparte, me enorgullece ser el cronista de este tiempo.

MAQUIAVELO. Desde un laboratorio de guerra sucia inundaron las redes sociales con presuntas sanciones de Estados Unidos en contra de Henry Falcón. Se busca su renuncia para restarle legitimidad a los próximos comicios del 20M. Por allí ronda el fantasma de Maquiavelo. ¿Quién o quiénes son ahora en Venezuela esas caricaturas del célebre italiano autor del manual que describe a los políticos sin escrúpulos? Una máxima del escritor de El Príncipe: Nunca intentes ganar por la fuerza lo que puedes ganar con la mentira. ¿Quién estará pensando en un sablazo electoral?

ABSURDO. ¿Sabía usted que la abogada María Segovia, designada como coordinadora judicial de Carabobo, antes fue defensora privada de los imputados por casos emblemáticos como el narco avión de España y Ucrania, y la estafa inmobiliaria?

HITLER. Donald Trump continúa empeñado en derrocar al Gobierno venezolano y para ello inicialmente ha optado por ablandar a los habitantes de este país sometiéndolos a todo tipo de penalidades (apenas si ha desarrollado 5% de lo que viene). Lo más reciente fue el prohibir a los norteamericanos cualquier tipo de transacción con la moneda digital (Petro) creada por el gobierno de Maduro. Mientras, desde la oposición venezolana nadie ha dicho esta boca es mía. Pareciera que estamos ante una asamblea de focas convocadas para aplaudir a esa remembranza de Adolfo Hitler encarnada en Trump.

CINISMOS. Tras Vladimir Putin ganar por cuarta vez su reelección con 76% de los votos, los medios occidentales lo han vuelto a calificar de zar y dictador. En Alemania, Ángela Merkel ha sido reelecta en igual número de concurrencias y esos mismos medios la celebran calificándola de “demócrata ejemplar”.

BARLOVENTO. La posición de Washington sancionando dentro de su territorio a determinados funcionarios venezolanos podría ser un arma de doble filo; cuando obliga al pronunciamiento solidario hacia los burócratas “penalizados” no hace sino servir de país protector de quienes se han aprovechado del proceso político actual para usufructuarlo. En realidad, debemos salir en defensa de nuestros compatriotas, pero, ¿cómo defender a ciertos personajes cuya súbita riqueza los delata? Por ejemplo, no estaría de más investigar a quien ha fungido por mucho tiempo como asistente de uno de los más connotados funcionarios “sirve para todo”. El personaje en referencia pasó de humilde mortal a ser una especie de reyecito que se contonea en comederos caraqueños, dilapidando dinero a manos llenas, con una escuadra de guardaespaldas y una corte de muchachas de silicona.

CASCABELEANDO. Continúa la campaña en contra de la firma brasilera Odebrecht. Uno se pregunta el por qué la ya bastante extensa lista de matarifes y jineteras de la información nada comentan acerca de las obras de esa empresa en los Estados Unidos. Casualmente, una “investigación” llevada a cabo en ese país lo incluye entre los “sobornados”, pero en ninguna parte menciona a los comprados de nacionalidad estadounidense. A Odebrecht no le perdonan que durante la era chavista haya sido el portaestandarte de la construcción en América Latina, por eso las transnacionales pasan factura utilizando una campaña de descrédito donde no importa si quien escribe es o no un investigador con herramientas para serlo. Está claro que la información ha sido divorciada de la ética. El embaucador ha tomado a los medios por asalto y se regodea “cascabeleando”.

PROGRAMA. Este próximo domingo 25 de marzo estaré en el Canal-i, a las 10 de la mañana, con Las Verdades de Miguel en televisión. Abordaré temas de interés nacional.

Ediciones anteriores

659658657656653652650649648

Página oficial: Las Verdades de Miguel

Cuenta oficial Twitter: Miguel Salazar