¿Y mi bono dónde está?

Publicado el 6 diciembre, 2017
Publicidad:

El pasado 23 de noviembre del presente año, durante la adjudicación de 240 nuevas viviendas, en el contexto de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), el mandatario nacional, Nicolás Maduro, anunció que otorgará a 4 millones de hogares un bono navideño y a otras cuatro millones de jefas de hogar que recibirán, este mes de diciembre, el bono Niño Jesús y que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), entregarán los regalos del Niño Jesús a los infantes de Venezuela.

¿Y mi bono dónde está?

También te puede interesar: Estados Unidos reconoce a Jerusalén como capital de Israel

El Jefe de Estado explicó que estos cesta tickets socialistas se otorgarán a partir del 1º de diciembre a las mujeres jefas de hogar, mediante el censo del Carnet de la Patria, esto para proteger la adquisición de alimentos de las familias en las navidades.

Ahora, ¿qué es lo que caracteriza a los regímenes autoritarios? pues se distinguen por ejercer un tipo de control político que tiene la pretensión de invadir todos los órdenes de la sociedad, como llevar a cabo métodos particulares que buscan implantar mentalidades específicas en las masas, o aplicar medidas económicas de corte populista, para hacer más propensa la sociedad a la manipulación y el control, y con ello lograr y asegurar la obediencia.

Precisamente, se puede citar la reciente medida de los bonos navideños, aprovechando un entorno de crisis económica aguda, donde la gente quiere cumplir con sus tradiciones para fin de año.

Con esto, el Gobierno intenta premiar, o como se diría criollamente, comprar conciencias, con dinero a los portadores de dicho carnet, que seguirá siendo utilizado como un arma de control político, especialmente en tiempos electorales.

La cultura venezolana, está plasmada como una cultura de acomodaticia interrupción de la ley, en la cual todo está permitido para quien pueda, una puja en la que saldrá privilegiado, siempre el más temerario e insolente, aquel con menos qué perder, como el enchufado, ese que nunca le falta un plato lleno de comida en su mesa o un viajecito de fin de semana al exterior.

Quienes no poseen un Carnet de la Patria no se hacen merecedores de un bono navideño, pero son numerosas las familias que van a estar dispuestas a cambiar su voto por una caja de comida, por cuanto en estos momentos, lamentablemente no están pensando con la cabeza, sino con el estómago y a esto, le están sacando provecho los revolucionarios, para intentar seguir en el poder.

Entonces explíquenme, o que el cielo me explique ¿qué se puede comprar con ese dinero? Hay quienes dicen que el país quiere cambio, que ya no quiere vivir en la miseria, en la precariedad y en todo el desastre creado por Nicolás Maduro, pero van y se contentan porque tendrán 500.000 Bs en sus cuentas y que con eso, se podrán comprar un champú y un desodorante, porque si alcanza para otra cosa más, avisenme.

También te puede interesar: Inició despliegue de Plan República para municipales