Sebastiana Sin Secretos – 15 de diciembre de 2017

Publicado el 15 diciembre, 2017
Publicidad:

En su artículo de este viernes 15 de diciembre la periodista Sebastiana Barráez, se dirige directamente a Jorge Rodríguez por la solicitud del carnet de la patria para tener acceso a las medicinas, sobre los caso de corrupción de Pdvsa, la utilización de la FANB para el Estado, finaliza con noticias de interés nacional.

Sebastiana Sin Secretos - 15 de diciembre de 2017

También te puede interesar: Runrunes de Nelson Bocaranda

¿Qué sucedió contigo, Jorge?

MINISTRO. Es Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación. No hay medicamentos para enfermedades de alto riesgo, sino se presenta informe médico y carnet de la patria. Lo del informe está más que justificado. ¿Pero Jorge, el hijo de un hombre asesinado por la intolerancia política, hace gala de execrar a quien no tenga un documento que no es la cedula de identidad? O sea Jorge que quienes andamos buscando dos medicamentos para el cáncer: Zoladex y Sutent (Sunitivib) ni siquiera somos atendidos por no tener ese carnet. ¿Qué sucedió contigo, Jorge? ¿Cuándo perdiste ese nivel de reconocer al otro como ser humano, sin distingos de color, clase o nivel cultural? En época de Rómulo Betancourt a mi padre, Víctor Barráez, se le ocurrió respaldar, en un acto de justicia, a los diputados del MIR y el PCV, inhabilitados por el gobierno de AD. Fue ferozmente perseguido por el jefe de la Digepol en Lara, el comisario Atahualpa Montes, ahora refugiado en los EEUU. Papá fue herido de bala en casa de mi mamá. Atahualpa no logró asesinarlo, porque cuando llegó a buscarlo al Hospital Antonio María Pineda de Barquisimeto, un ser de esos hermosos que da la vida, el joven doctor Adalberto Barrueta Velasco, no le permitió sacarlo hasta que no fuera operado. En la noche un policía, aparentando estar ebrio, asesinó al doctor Barrueta en la emergencia del Hospital. Papá logró huir rescatado por un grupo comando del MIR. No sé Jorge si yo sentiría lo mismo que usted si Atahualpa hubiese logrado su objetivo y entonces los 12 hijos de mi padre, ya no seríamos 12 porque yo ni mis hermanos menores hubiésemos nacido, hiciéramos una cruzada de resentimiento y persecución. Hay cosas, Jorge, con las que jamás debemos pasar la raya amarilla: la vida y la salud. Cuando hace años te entrevisté en el Consejo Nacional Electoral, me sorprendió tu inteligencia y tu agudeza, justifiqué ese entonces pequeño sentimiento que percibí por el asesinato del otro Jorge Rodríguez. Pero creo que ese sentimiento ya no es pequeño y ha crecido tanto que incluso es capaz de negarles a pacientes graves, los medicamentos que requieren y a los cuales deben tener derechos como todo venezolano, sino tienen un carnet inventado por la revolución. Cuando Tareck El Aissami dijo que no habría vacuna sin carnet de la patria, lo entendí. Pero tú Jorge, tienes la obligación con la memoria de tu padre, de demostrar que su lucha por una sociedad mejor, no fue en vano, que aunque en algunos casos como el secuestro estuviera equivocado, no dejaba de ser un ser con calidad humana. Jorge, cuidado con lo que el poder hace en nosotros. No pierdas el horizonte, porque dentro de varias décadas, de nosotros solo quedarán nuestras acciones y lo que hemos enseñado con el ejemplo. Si la Oposición estuviera menos entretenida en sus mezquindades personales, llamaría a sus seguidores a sacarse ese carnet de la patria, porque a estas alturas Jorge, usted y yo sabemos que aquí no hay 16 millones de chavistas aunque tengan el carnet. Disculpe usted mi atrevimiento.

PDVSA. El escándalo de corrupción en Petróleos de Venezuela, es nuevo. Las denuncias no lo son. Ocurrió entre 2015 y 2016, en la Gerencia de Desarrollo Social de Pdvsa Gas en Anzoátegui. Se otorgaron más de 250 contratos en obras de infraestructura. También recursos a empresas sin concursar. Lo amparó el entonces presidente de la filial, Anton Castillo y los equipos jurídicos de la filial y de contratación de dicha gerencia. Sólo 40% de las obras se culminaron. Entre las que llamaban aliadas está la de alias Triana, la de un general del gabinete ministerial, entre otras.

BARLOVENTO. A Alfredo le robaron su vehículo Ford Fiesta (Expediente K-17-0371-00820). Fue de madrugada, en el punto de control de El Guapo, estado Miranda. Paran el carro y Víctor Pedrosa, apunta a Alfredo y se lo lleva hasta El Guapetón. Allí le roban sus pertenencias. El carro lo llevó el Tte Yeguez Castillo hasta el comando y deja entrar a los civiles quienes lo desvalijan. Involucrados el teniente (GNB) Yocelray Alexander Yeguez Castillo, Víctor Pedrosa, Juan Carlos Duarte, Herman Mendoza y los sargentos segundos (GNB) Adrián Yagua, Mario García. Jhonny Jiménez, Danny Torrealba, Vicent Rodríguez, Argenis Palma, Douglas Velásquez, Antony Díaz, Yonhever Peñaloza, Enrique Medina y el sargento Sánchez Toro quien se fugó. El carro fue desvalijado en la instalación militar. En el dormitorio del teniente encontraron piezas del vehículo robado. Yeguez tiene un carro del mismo modelo de su propiedad que está desvalijado; roban el de Alfredo para reparar el del teniente. En el taller La Cauchera, donde trabaja Víctor Pedrosa incautaron varias piezas del carro, uniformes de la GNB y una escopeta.

FANB. El 27 de noviembre el ministro de la Defensa, GJ (Ej) Vladimir Padrino López, dijo a través de su cuenta en Twitter, que “desde la FANB apoyamos al Presidente Nicolás Maduro en la cruzada por la recuperación, producción, reestructuración, reorganización y lucha contra la corrupción de nuestra querida Pdvsa”. Reconoce que es una empresa del Estado intervenida por el Estado. Así el Gobierno, con ayuda de la Fuerza Armada, realizará una purga en Pdvsa. Luego de tantos años se dan cuenta que había corrupción. La excusa de Rafael Ramírez deja claro que Pdvsa se usó para cumplir los deseos de Hugo Chávez siendo Presidente, como las misiones y creación y alimentación de fondos fuera de presupuesto, así como utilización de sus recursos para posicionar geopolíticamente a la revolución.

BANCO. Julio vive en un pueblo del norte del Táchira. Colocó sus esfuerzos de toda una vida en una cuenta en dólares en el Banco Orinoco NV, a través del BOD. Él necesita pagar deudas, pero el banco ya ni le responde. Tiene transferencias pendientes desde el 10 de enero. Le proponen créditos en bolívares para cancelar sus obligaciones y así perder sus divisas. La gerente del banco le dice que el caso está en manos del gerente Marcos Vargas, único que autoriza los desembolsos. Hay personas que han muerto esperando su dinero para trasplantes, medicamentos, equipos, etc.

BONO. Es el Niño Jesús de Navidad en Cesta ticket por Bs. 500 mil, que dio el Ejército. Les dijeron a los generales y coroneles: “Todo el Personal Profesional Militar, Cadetes, Alumnos (Incluyendo los del Curso Especial de TP, los 16.0000), empleados y obreros del Ejército, reciban el Bono”. Las cestas ticket están en la Comandancia del Ejército y serán retirados por las Brigadas. “Deben coordinar con el Cnel, Marcano Marcano de la Oficina de Gestión Administrativa”. “Es necesaria la presentación del Carnet de la Patria para la entrega del Bono a cada persona”.

BLANCO. Es nuestro Andrés Eloy. Ese hermoso poeta venezolano del amor, la justicia y la razón. Fue él quien un día escribió:

“He renunciado a ti, y a cada instante/ renunciamos un poco de lo que antes quisimos, / y al final, ¡Cuántas veces el anhelo menguante/ pide un pedazo de lo que antes fuimos!/ Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo. / Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño; / desbaratando encajes, regresaré hasta el hilo./ La renuncia es el viaje de regreso del sueño”.

ÚLTIMA HORA

  • A fiscales en Portuguesa les dijeron que no podían retirar “Tu casa bien equipada”, porque ya fue asignada. Nadie sabe quién retiró esa línea blanca. La ex fiscal Superior Graciela Benavides debe explicarlo.
  • “Aunque Diosdado justifica la incorporación de 82 cadetes a la red de salud pública nacional, es aberrante”, comenta un médico asimilado.
  • En cualquier momento Maduro anuncia que Jorge Rodríguez sustituirá a El Aissami en la Vicepresidencia.
  • Una teniente de 23 años murió de un tiro, en un extraño caso, en ADI 311 antiguo Teatro de Operaciones, con un tiro en la espalda.
  • Marco Briceño, uno de los tenientes de la fuga, quienes eran trasladados del Tribunal Militar a Ramo Verde, es hijo del General Briceño Moreno y sobrino de un General de la Aviación.

También te puede interesar: El secuestro y el huracán – Gustavo Tovar Arroyo