Militares del 4F que apoyaron a Chávez exigen renuncia de Maduro

Publicado el 1 Marzo, 2016
Publicidad:

Cuarenta y dos son las personalidades que hacen parte en la carta que fue dirigida al mandatario nacional, Nicolás Maduro, entre los que destacan Florencio Porras, Luis Eduardo Chacón, Ismael Pérez Sira, Carlos Guyón Celis, Alfieri Lameda Quero, Emiro Brito Valerion, Rafael Virgilio Delgado, Miguel Schmilinsky París, entre otros ciudadanos; quienes consideran urgente la renuncia del presidente, ante la mayor crisis de la historia, que hoy vive el país.

Florencio Porras

También te puede interesar: La reacción de Cabello ante la posible salida de Nicolás Maduro

Fue Florencio Porras, comandante del 4F y ex gobernador del estado Mérida, quien recorriera el país y hablara con civiles y militares retirados pero vinculados al MBR-200 y a Hugo Chávez; 42 fue el número que logró reunir, todos participantes en el 4F de 1992, los que solicitaron al presidente Nicolás Maduro que renuncie, “si definitivamente no puede cumplir los deberes que le corresponden por mandato constitucional“.

Nuestro país atraviesa una de las más críticas etapas de su historia republicana, crisis que se traduce en una peligrosa situación política, social, económica, cultural y ética. Las ideas propuestas en las rebeliones militares de 1992 con énfasis en la lucha contra la corrupción administrativa, colocar a las empresas básicas y estratégicas al servicio de la nación venezolana e impulsar un verdadero proceso constituyente, fueron desvirtuadas y desfiguradas“, aseguraron los firmantes del documento.

Chávez 1992Los militares que alguna vez representaron el proceso revolucionario, que hicieron frente a los ideales del difunto Chávez, hoy creen que en el país, el gobierno actual se ha apartado de los principios de la revolución, dicen que: “se ha devenido en este caos que representa todo lo contrario a lo que la Constitución dicta: una autocracia que ha llevado al país a unos niveles impensados de anarquía, anomia, oclocracia y desinstitucionalización, cuyas consecuencias, entre otras, ha sido que el ciudadano común se haya convertido en víctima de tal degeneración política y moral y sus devastadores efectos: inseguridad personal y jurídica, impunidad, hiperinflación, desempleo, pérdida de la capacidad adquisitiva, hambre, depauperación y disminución extrema del nivel de calidad de vida, una permanente confrontación fratricida y la pérdida de los valores que caracterizaban a nuestra sociedad“.

Entre las críticas que realizan al actual gobierno se encuentra, la posición que ha asumido la cúpula oficialista frente a los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas el pasado 6D. “La respuesta ha sido más soberbia, intransigencia y arrogancia desde el poder, desconociendo la voluntad de esa mayoría y propiciando un absurdo enfrentamiento de poderes“, refutan.

Sobre la FANB y PDVSA

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), “está desmoralizada, convertida en apéndice grotesco del partido de gobierno, haciendo comparsa a ideas y acciones denigrantes, subordinada a intereses ajenos, todo en franca violación al artículo 328 de la Constitución, y donde la disciplina, obediencia y subordinación dejaron de ser los pilares fundamentales de la institución“, lamentaron.

Otrora empresa de prestigio internacional por sus elevados niveles de eficacia y eficiencia“, definieron los militares a PDVSA, cuestionaron la recientemente anunciada creación de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y Gasíferas (CAMIMPEG), “sin ninguna explicación al pueblo venezolano de su real intención y alcances, lo que demuestra el total desinterés e irresponsabilidad en el manejo transparente y eficiente de la explotación petrolera, gasífera y minera, áreas fundamentales para el desarrollo del país“.

Militares en Pdvsa

Aseguran que las medidas económicas impuestas por el gobierno llegan tardías a hacerle frente a la situación que cada día se agrava más, además que lo que provocaran es mayor empobrecimiento en la nación. Finalmente, con severidad se dirigieron al presidente de la República diciendo: “Ya basta, Sr. presidente. Venezuela le reclama el cumplimiento de sus deberes constitucionales. Basta de incapacidad, no más confrontación. Convoque a un gobierno de unidad nacional, deshágase de los incompetentes y adulantes que tiene en su equipo. Si definitivamente no puede cumplir los deberes que le corresponden por mandato constitucional, renuncie. Es imperativo y urgente”. Cerraron citando a nuestro libertador Simón Bolívar en su frase “echemos el miedo a la espalda y salvemos la patria“.