Símbolos Patrios del Estado Zulia

Publicado el 22 Marzo, 2014
Publicidad:

Los Símbolos Regionales Patrios Estado Zulia son tan puntuales que nos evocan a una historia muy sencilla de contar, con elementos palpables en la actualidad y que nos brindan la oportunidad de compartir algunas de las curiosidades y ventajas que tiene el estado que alguna vez quiso ser la oveja negra de la hermandad que hoy es Venezuela. El estado Zulia con su cultura rica en felicidad se consagra dentro de un ambiente de creatividad y fe y sirve como bandera de patrimonio cultural y étnico de Venezuela.

Monumento a la Virgen de la Chiquinquirá

LA BANDERA

Bandera del Zulia

El lienzo “Maracucho” presenta dos grandes franjas del mismo tamaño, la superior es azul en honor al protagonista del estado, su gran lago de Maracaibo que alberga una de las reservas de petróleo más grandes del mundo, a propósito de este recurso tan vital para Venezuela, el negro es el motivo del por qué esta en la franja inferior de la bandera. El petróleo es el principal aporte económico que el estado Zulia ofrece a la sustentabilidad del país.

El en centro de la bandera, la figura que aparece hace honor al lema “La ciudad del sol amado“. En medio de este radiante sol, un rayo blanco se despliega diagonalmente haciendo eco de uno de los fenómenos naturales más impresionantes y únicos del mundo, nos referimos por supuesto al Relámpago del Catatumbo, una formación climática en el lago del Catatumbo que provoca constantes rayos y centellas que destellan en el cielo marabino y que pueden ser divisados desde distintos puntos del país debido a su intensidad.

EL ESCUDO

Escudo del Zulia

El heraldo zuliano nos muestra con orgullo los colores de la bandera nacional en los tres cuarteles en los que está dividido el campo principal. El superior izquierdo es amarillo con una torre que nos recuerda la participación del estado en pro de la lucha independentista que se vivió aquí hace ya más de 200 años. El castillo de San Carlos y el Fuerte de Zapara sirvieron como estructuras de vigilancia de los luchadores ya que custodiaban la entrada a Venezuela por el Lago de Maracaibo. El superior derecho es rojo, curiosamente el relámpago que lo compone tiene 9 trazos, estos son representantes de los 9 distritos que conformaban en el momento de la creación del escudo al estado Zulia. El relámpago ya hemos visto como también es símbolo de sabiduría, educación e intelecto en otros escudos, aquí no es la excepción. El cuartel azul es símbolo del orgullo de la capacidad lacustre y fluvial de la región, un solitario barco blanco que simula la navegación en un fondo igual al mar y al lago.

La custodia del escudo está a cargo de una palma gloriosa en honor a los héroes de la independencia a la izquierda, a la derecha una gran hoja de plátano nos demuestra que este fruto es un símbolo de trabajo agrícola fuerte y de fertilidad. Como de costumbre, las hojas están atadas con una cinta, en este caso es azul y tienen las inscripciones: 24 de agosto de 1499, día en que Alonso de Ojeda llegó al Lago de Maracaibo en nombre de España y el 28 de enero de 1821, fecha en que la provincia de Maracaibo decidió independizarse de España. Finalmente el escudo es coronado por un sol naciente que le da una de las temperaturas más altas del país a este estado.

EL HIMNO

Letra: Udón Pérez.
Música: José Antonio Chávez.

CORO
Sobre palmas y lauros de oro
yergue el Zulia su limpio blasón;
y flamea en su plaustro sonoro
del progreso el radiante pendón.

I
La luz con que el relámpago
tenaz de Catatumbo,
del nauta fija el rumbo,
cual límpido farol;
el alba de los trópicos.
la hoguera que deslumbra
cuando al zenit se encumbra
la cuádriga del sol…
no emulan de tus glorias
el fúlgido arrebol.

II
En la defensa olímpica
de los nativos fueros,
tus hijos sus acetros
llevaron al confín;
ciñendo lauros múltiples
los viste, con arrobo,
del Lago a Carabobo,
del Ávila a Junín;
y en Tarqui y Ayacucho
vibraron su clarín.

III
Erguido como Júpiter,
la diestra en alto, ramada.
Fulgente la mirada de rabia y de rencor;
las veces que los sátrapas
quisieron tu mancilla:
mirarte de rodillas
sin prez y sin honor…
cayó sobre sus frentes
tu rayo vengador.

IV
Y luego que la cólera
de tu justicia calmas,
va en pos de nuevas palmas
tu espíritu vivaz;
en aulas y areópagos
cabildos y liceos,
te brinda sus trofeos
el numen de la paz:
y vese en blanca aureola
resplandecer tu faz.

V
En tu carroza aligera
que tiran diez corceles,
de acantos y laureles
guirnaldas mil se ven.
Allí del arte el símbolo,
del Sabio la corona,
de Temis y Pomona
la espada y el lairén,
la enseña del trabajo
y el lábaro del bien.

VI
Jamás, jamás los déspotas
o la invasión taimada,
la oliva por la espada
te obliguen a trocar;
y sigas a la cúspide,
triunfante como eres,
rumores de talleres
oyendo sin cesar:
en vez de los clarines
y el parche militar.

Tambien te pueden interesar: Las efemerides de Venezuela