Símbolos Patrios del Estado Yaracuy

Publicado el 20 marzo, 2014
Publicidad:

Los Símbolos Regionales Patrios Estado Yaracuy muestran un orgullo destacado por la herencia indígena dejada en las montañas Yaracuyanas ya colindando con la cordillera andina, pero también destacan la lucha que se vivió en esas tierras y la capacidad fluvial del estado. Yaracuy es un estado caracterizado por ser montañoso, húmedo y con mucho potencial agrícola, las represas y embalses en él, impulsan la actividad pesquera y fomentan una economía de la que se obtiene un buen sustento para todos.

Estatua de Maria Lionza Estado Yaracuy

LA BANDERA

Bandera del Estado Yaracuy

Las franjas de la bandera yaracuyana son diagonales, establecidos de colores rojo, blanco y azul de arriba hacia abajo, con la intención de evocar un paisaje donde un bello sol a veces se coloca y tiñe de carmesí profundo la pradera de Yaracuy, el paisaje es sorprendente, quien describe, ha tenido la oportunidad de contemplar aquel atardecer impresionante que regala Yaracuy a Venezuela, el blanco de la bandera se mantiene inerte en la descripción oficial, más sin embargo la calidez con la que la población yaracuyana ha recibido a millones de turistas la última década ya que se ha convertido en una potencia ideal para pasear en el campo es notable y representativa con este color de paz. El azul no es más que un homenaje a la capacidad fluvial del estado, sus ríos y embalses hacen de la zona un lugar ideal para la explotación y transporte de la riqueza agrícola del país.

En el centro de la bandera, haciendo juego con el diseño de la bandera, se encuentra un sol de rayos cortos, el cual en su interior nos presenta un paisaje característico de la región, pradera, montaña y nubes nos dicen que la riqueza agrícola es un puntal de lanza para los de Yaracuy.

EL ESCUDO

Escudo del Estado Yaracuy

Al igual que la bandera, el campo central del escudo de Yaracuy presenta un diseño sesgado a la mitad diagonalmente. En el cuartel superior, como símbolo de abundancia, un manojo de espigas, acompañado de un rastrillo y una hoz, hacendó saber que Yaracuy es una tierra agrícola y fuerte para hombres trabajadores. El cuartel inferior está adornado con una imagen del castillo de San Felipe, estructura vigilante de la mala comercialización que predomino durante la época de colonia española. Se sostiene que en alguna parte del heraldo yaracuyano se habla de una ofrenda a los pobladores de los Cerritos de Cocorote, quienes más adelante en medio de la lucha nombraran Felipe el Apóstol patrono espiritual de la región (San Felipe hoy día).

Caña y Cacao son las responsables de custodiar al escudo de Yaracuy, estas están atadas a un lazo azul con moño posterior que limita la escritura a “ESTADO YARACUY” cada palabra de cada lado de la cinta. El escudo esta hermosamente coronado por el sol de libertad, emblema que guio a los varones yaracuyanos en la lucha emancipadora de Venezuela.

EL HIMNO

Letra: Pedro María Sosa
Música: Abdón Ramírez

CORO
Alto la fama pregona
mis gloriosas tradiciones
la opulencia de mi zona
la virtud de mis varones

I
Dominaba la España invasora
mis extensas y ricas comarcas
repletando, insaciable, sus arcas
con la savia vital de mi flora.
El soberbio castillo almenado
que en el Puerto Cabello se ostenta
fue construido con oro esquilmado
a mi zona feraz, opulenta

II
A tal punto llegó la crueldad
que mi pueblo con voz varonil
en la fecha gloriosa de abril
entusiasta gritó: ¡LIBERTAD!
Yo no quise acatar la Regencia
y firmé con patriótico empeño
aquella acta en que el pueblo avileño
con orgullo exclamo: ¡Independencia!

III
De Bolívar la fúlgida estrella
con denuedo mis hijos siguieron
y mis fueros sagrados hubo
en aquella sangrienta epopeya;
persiguiendo al audaz español
mis guerreros en triunfo llegaron
al Perú que también libertaron
¡donde tuvo sus templos el SOL!

IV
El progreso, esplendente fanal
con su mágica luz ilumina
la semilla del bien que germina
en mi hermoso jardín tropical;
elementos contengo, prolijos,
honra y prez de mi noble existencia;
en la paz, en la guerra, en la ciencia,
¡porque en todo culminan mis hijos!

Tambien te pueden interesar: Las efemerides de Venezuela